Mamba Cerámicas

Comencé a incursionar en el mundo de la cerámica hace aproximadamente tres años, mientras trabajaba de diseñadora en una oficina. Siempre había sentido curiosidad por este oficio, y cuando fui a mi primer curso supe inmediatamente que eso era lo que quería hacer. No me veía a mí misma en un trabajo de oficina estático donde no se me permitiera desarrollar mi creatividad, y tocar la cerámica por primera vez me ayudó a aceptar esa sensación de insatisfacción laboral que venía acarreando hace un tiempo. Se ha convertido en mi profesión y, de alguna manera, también en mi terapia.

Category: .

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mamba Cerámicas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *